Malta chocolate belga. Torrefacta a 220 °C y luego enfriada rápidamente al alcanzar el color deseado.

Características

La malta Château Chocolat es una malta muy tostada de color marrón oscuro (de ahí su nombre). Esta malta se utiliza para ajustar el color de la cerveza y le proporciona un sabor tostado a nueces. La malta Château Chocolat comparte muchas de las características de la malta negra, pero proporciona un sabor menos amargo y es más clara, porque se tuesta durante un periodo ligeramente más corto y las temperaturas finales no son tan elevadas.

Uso

Cervezas oscuras, fuertes, y negras, como por ejemplo porters, stouts y ales negras. Hasta el 7% de la mezcla.

Almacenamiento y tiempo de caducidad

La malta debe almacenarse en un lugar limpio, fresco (< 22 °C), seco (< 35 RH %) y sin plagas. En estas condiciones, recomendamos utilizar todos los productos de grano en un plazo de 24 meses a partir de la fecha de producción y todos los productos molidos en un plazo de tres meses. Las maltas almacenadas incorrectamente pueden perder su frescor y sabor.

CHOCOLAT - CASTLE MALTING

$1.000,00
CHOCOLAT - CASTLE MALTING $1.000,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • The Beer Company Concordia 1305, Villa del Parque, Ciudad Autónoma de Buenos Aires- Atención de Lun. a Vie. de 10 a 17 hs. - Sab. de 10 a 15 hs.

    Gratis

Malta chocolate belga. Torrefacta a 220 °C y luego enfriada rápidamente al alcanzar el color deseado.

Características

La malta Château Chocolat es una malta muy tostada de color marrón oscuro (de ahí su nombre). Esta malta se utiliza para ajustar el color de la cerveza y le proporciona un sabor tostado a nueces. La malta Château Chocolat comparte muchas de las características de la malta negra, pero proporciona un sabor menos amargo y es más clara, porque se tuesta durante un periodo ligeramente más corto y las temperaturas finales no son tan elevadas.

Uso

Cervezas oscuras, fuertes, y negras, como por ejemplo porters, stouts y ales negras. Hasta el 7% de la mezcla.

Almacenamiento y tiempo de caducidad

La malta debe almacenarse en un lugar limpio, fresco (< 22 °C), seco (< 35 RH %) y sin plagas. En estas condiciones, recomendamos utilizar todos los productos de grano en un plazo de 24 meses a partir de la fecha de producción y todos los productos molidos en un plazo de tres meses. Las maltas almacenadas incorrectamente pueden perder su frescor y sabor.